Alternativas ligeras a las aplicaciones que usas a diario

 

Cada vez disponemos de smartphones con tecnologías más
avanzadas y especificaciones más potentes. Atrás han quedado los
tiempos de los teléfonos con 1 o 2 GB de memoria RAM y 8, e incluso 16 GB de almacenamiento interno.


Aún así, si los desarrolladores de aplicaciones no ponen de su parte, y no crean software optimizado, de nada sirven procesadores con varios pares de núcleos y cantidades de memoria RAM astronómicas.
Desafortunadamente, en nuestro día a día tenemos que
utilizar aplicaciones que no están lo suficientemente optimizadas. Si
este también es tu caso, hoy queremos traerte las mejores alternativas ligeras a las aplicaciones más comunes que probablemente usas cada día en tu smartphone.

Facebook

A estas alturas resulta increíble que una empresa del tamaño de Facebook
cuente con una aplicación con tantos problemas, destinada al sistema
operativo móvil más utilizado en el planeta. Afortunadamente, existen
varias alternativas que nos pueden ayudar a ahorrar algo de espacio y de
memoria –y algún que otro año de vida–.

Metal

En más de una ocasión hemos hablado de Metal, un cliente de Facebook muy ligero, que solo ocupa 3 MB de nuestra memoria, y con un diseño algo más limpio que el da la app oficial de la red social.

Aunque, como en la mayoría de alternativas a Facebook, se trata de una versión web adaptada,
Metal ofrece casi todas las características que podríamos encontrar en
la app original. Sin duda, una herramienta que merece la pena probar.

Simple for Facebook

Para muchos, Simple for Facebok es la mejor alternativa que se puede encontrar a día de hoy a la aplicación oficial de la red social.
Tiene todas las características que necesitan la mayoría de usuarios de
Facebook, incluyendo la posibilidad de acceder a los mensajes, y así
saltarse la obligación de tener instalada la app de Facebook Messenger
para conversar con nuestros contactos.

Aunque la aplicación es gratuita, cuenta con una variante de pago que tiene un precio de 1,69 euros.

Chrome

El navegador es una de las aplicaciones más utilizadas
en nuestro día a día desde el smartphone, y la mayoría de nosotros
utilizamos Chrome. Sin embargo, aunque ha mejorado mucho en estos últimos meses, aún es una aplicación pesada que ocupa una gran cantidad de memoria, y cuya gestión de la memoria RAM dista de ser óptima.

Lightning Web Browser

Aquellos que priman la rapidez por encima de todo, deberían darle una oportunidad a Lightning Browser.
Se trata de un navegador muy ligero que bse basa en la tecnología
Webkit incluida en Android, para la experiencia a la hora de navegar sea
rápida y ligera.


Además, la app cuenta con características interesantes como la posibilidad de activar un modo oscuro o modo de lectura
para leer las páginas web de una manera cómoda. La app es gratuita,
aunque existe una versión de pago con algunas características más
avanzadas.


Dolphin Zero

Aunque se trata de un navegador orientado a la seguridad y privacidad, Dolphion Zero es un navegador ultraligero que tiene un peso de tan solo 500 KB.

Aunque Dolphin Zero tiene todo lo necesario para navegar por Internet, carece de funcionalidades avanzadas
que sí podríamos encontrar en otros navegadores. Sin embargo, gracias a
su ligereza, la velocidad de la aplicación es uno de sus puntos
fuertes.

Facebook Messenger

Facebook, que no se conforma con agotar los recursos de nuestro smartphone con solo una aplicación, nos obliga a utilizar Messenger si queremos hacer uso del servicio de mensajería de la red social. Desafortunadamente, esta app ha ido obteniendo decenas de funcionalidades en los últimos meses –además de la llegada definitiva de la publicidad–, y se está convirtiendo en una herramienta excesivamente pesada.

Messenger Lite

Faecbok sabe que sus aplicaciones no funcionan bien
en smartphones de recursos limitados. Por ello, la compañía decidía
lanzar hace ya varios años una variante Lite de Messenger, con las funciones recortadas y un peso notablemente reducido con respecto a la versión original de la aplicación.

Si bien es cierto que, con el paso de los meses, esta versión Lite de Messenger ha ido obteniendo una gran cantidad de funciones nuevas, a día de hoy continúa siendo una muy buena alternativa ligera a la app original.

Lite Messenger for Facebook

Aquellos que busquen una alternativa aún más ligera a Messenger Lite, pueden disfrutar de Lite Messenger for Facebook, una app cuyo peso apenas supera los 15 MB
una vez instalada, y un consumo de memoria RAM inferior a 20 MB, con
todas las características necesarias de la aplicación original.


Bonus: crea aplicaciones ligeras de cualquier página web

Gracias a la libertad que ofrece Android, podemos encontrarnos con herramientas tan útiles como Hermit. Se trata de una aplicación que nos permite crear aplicaciones ligeras de cualquier página web deseada, para ahorrarnos así los recursos que ocuparía la aplicación original.




Sustituir las aplicaciones que utilizamos todos los días por alternativas ligeras,
es, sin duda, una muy buena forma de ahorrar algo de espacio de
almacenamiento, y de mejorar ligeramente el rendimiento de nuestro
dispositivo.
FUENTE: andro4all

via Blogger http://ift.tt/2qaUigt

Mejores Alternativas al Navegador Web de tu Android

http://ift.tt/2okcB4M

 

Los
fabricantes de smartphones parecen empeñados en incluir unos
navegadores que acaban bastante desactualizados con el paso de los años, tanto a nivel de seguridad como estéticamente, y cuya experiencia no termina de estar pulida. Por eso, hoy te traemos cuatro alternativas gratuitas para dar a tu Android un toque de frescura al navegar por la red.

Google Chrome, puro Android

Es la opción que viene por defecto cuando los
fabricantes no incluyen su propio software. Es el navegador estrella de
Google, y debe su popularidad al tremendo éxito que causó su aparición
en los ordenadores. Ser el niño mimado del propietario de Android tiene
sus ventajas. El diseño se adapta a las últimas tendencias que los de
Mountain View introducen en Android, por lo que nuestro navegador siempre estará a la última.

Caracterizado por una interfaz sencilla que alterna el
blanco y negro, ofrece un modo de incógnito, sincronización con nuestra
cuenta de Google, búsquedas por voz e incluso un servicio parecido a Shazam, capaz de reconocer la canción que está sonando.
Hace unos meses, muchos usuarios (un servidor incluido) reportaron un
excesivo consumo de los recursos del dispositivo móvil, pero parece ser
que Google lo ha solucionado y el navegador funciona como un tiro.


Chrome para Android

Mozilla Firefox, el equilibrio perfecto

El navegador de Mozilla no podía faltar en esta recopilación. Mantiene una constante lucha de poder con el navegador de Google que parece no tener fin.
La interfaz de este navegador nos entra por los ojos, la paleta de
colores elegida le diferencia de la competencia, y tiene uno de los
mejores administradores de pestañas abiertas que he probado.

Ofrece prácticamente de todo: sincronización con nuestra cuenta de Firefox o Google,
un eficaz modo incógnito, una completa galería de complementos, que
prometen mejorar nuestra productividad sin mermar el rendimiento, y una
útil barra de búsqueda que nos facilita la tarea de encontrar lo que
buscamos. Su característica más sobresaliente es su estabilidad. No
tiene el rendimiento más puntero, pero por mucho que le exijamos, mantendrá siempre el mismo ritmo de trabajo.

Firefox para Android

Opera, perfecto para ahorrar datos

En los ordenadores, este navegador parece no tener un
claro camino definido, pero desde que apareció en la Google Play, se ha
convertido en la opción rey para todos aquellos que tengan una tarifa de
datos limitada. Han desarrollado un potente sistema de compresión de páginas web que nos promete un ahorro del 70%.
Además, desde hace poco incorpora un sistema que bloquea la publicidad
intrusiva y molesta de ciertos sitios web. Incorpora también una
recopilación de noticias en la página de inicio.

El diseño utiliza el rojo corporativo de la empresa, y
se centra en ofrecer una barra de navegación funcional para los que
usan el smartphone con una mano. Bajo mi punto de vista el diseño aún
está un paso atrás que el de Firefox y Chrome, y no termina de tener la misma fluidez a la hora de navegar en la red. Sin embargo, este pequeño hándicap carece de importancia si lo que nos interesa es aprovechar al máximo nuestro plan de datos.

Apus Browser, máxima potencia en 3 MB

Este cuarto puesto ha estado muy discutido. Son
números los navegadores alternativos que intentan desbancar a los tres
grandes líderes del mercado, pero la mayoría comparten un problema: una
saturación de complementos incensarios. Es por ello, por lo que el
navegador Apus ocupa este último puesto. Su banner en Google Play
promete que solo ocupa 0,6 MB, pero el tamaño de la descarga es de 3 MB.

Un diseño limpio, cuidado y minimalista que esconde multitud de funcionalidades
accesibles con tan solo un toque. Ocultación de anuncios, recomendación
de noticias, modo nocturno, modo incognito, ahorro de datos… Son
numerosos los servicios que ofrece, y a priori puede parecer la mejor
opción, pero a la hora de usarlo nos damos cuenta de que aún tiene
camino por delante. La experiencia en la navegación no es fluida,
y aunque las páginas se cargan muy rápido, cuando hacemos scroll
muestra algunas lagunas que necesitan mejorarse. Lo que está claro es
que como siga por este camino, puede llegar a convertirse en el rey, así
que no hay que quitarle el ojo de encima.

FUENTE: Voltaico

via Blogger http://ift.tt/2ok89Dd

Mejores Alternativas al Navegador Web de tu Android

http://ift.tt/2okcB4M

 

Los
fabricantes de smartphones parecen empeñados en incluir unos
navegadores que acaban bastante desactualizados con el paso de los años, tanto a nivel de seguridad como estéticamente, y cuya experiencia no termina de estar pulida. Por eso, hoy te traemos cuatro alternativas gratuitas para dar a tu Android un toque de frescura al navegar por la red.

Google Chrome, puro Android

Es la opción que viene por defecto cuando los
fabricantes no incluyen su propio software. Es el navegador estrella de
Google, y debe su popularidad al tremendo éxito que causó su aparición
en los ordenadores. Ser el niño mimado del propietario de Android tiene
sus ventajas. El diseño se adapta a las últimas tendencias que los de
Mountain View introducen en Android, por lo que nuestro navegador siempre estará a la última.

Caracterizado por una interfaz sencilla que alterna el
blanco y negro, ofrece un modo de incógnito, sincronización con nuestra
cuenta de Google, búsquedas por voz e incluso un servicio parecido a Shazam, capaz de reconocer la canción que está sonando.
Hace unos meses, muchos usuarios (un servidor incluido) reportaron un
excesivo consumo de los recursos del dispositivo móvil, pero parece ser
que Google lo ha solucionado y el navegador funciona como un tiro.


Chrome para Android

Mozilla Firefox, el equilibrio perfecto

El navegador de Mozilla no podía faltar en esta recopilación. Mantiene una constante lucha de poder con el navegador de Google que parece no tener fin.
La interfaz de este navegador nos entra por los ojos, la paleta de
colores elegida le diferencia de la competencia, y tiene uno de los
mejores administradores de pestañas abiertas que he probado.

Ofrece prácticamente de todo: sincronización con nuestra cuenta de Firefox o Google,
un eficaz modo incógnito, una completa galería de complementos, que
prometen mejorar nuestra productividad sin mermar el rendimiento, y una
útil barra de búsqueda que nos facilita la tarea de encontrar lo que
buscamos. Su característica más sobresaliente es su estabilidad. No
tiene el rendimiento más puntero, pero por mucho que le exijamos, mantendrá siempre el mismo ritmo de trabajo.

Firefox para Android

Opera, perfecto para ahorrar datos

En los ordenadores, este navegador parece no tener un
claro camino definido, pero desde que apareció en la Google Play, se ha
convertido en la opción rey para todos aquellos que tengan una tarifa de
datos limitada. Han desarrollado un potente sistema de compresión de páginas web que nos promete un ahorro del 70%.
Además, desde hace poco incorpora un sistema que bloquea la publicidad
intrusiva y molesta de ciertos sitios web. Incorpora también una
recopilación de noticias en la página de inicio.

El diseño utiliza el rojo corporativo de la empresa, y
se centra en ofrecer una barra de navegación funcional para los que
usan el smartphone con una mano. Bajo mi punto de vista el diseño aún
está un paso atrás que el de Firefox y Chrome, y no termina de tener la misma fluidez a la hora de navegar en la red. Sin embargo, este pequeño hándicap carece de importancia si lo que nos interesa es aprovechar al máximo nuestro plan de datos.

Apus Browser, máxima potencia en 3 MB

Este cuarto puesto ha estado muy discutido. Son
números los navegadores alternativos que intentan desbancar a los tres
grandes líderes del mercado, pero la mayoría comparten un problema: una
saturación de complementos incensarios. Es por ello, por lo que el
navegador Apus ocupa este último puesto. Su banner en Google Play
promete que solo ocupa 0,6 MB, pero el tamaño de la descarga es de 3 MB.

Un diseño limpio, cuidado y minimalista que esconde multitud de funcionalidades
accesibles con tan solo un toque. Ocultación de anuncios, recomendación
de noticias, modo nocturno, modo incognito, ahorro de datos… Son
numerosos los servicios que ofrece, y a priori puede parecer la mejor
opción, pero a la hora de usarlo nos damos cuenta de que aún tiene
camino por delante. La experiencia en la navegación no es fluida,
y aunque las páginas se cargan muy rápido, cuando hacemos scroll
muestra algunas lagunas que necesitan mejorarse. Lo que está claro es
que como siga por este camino, puede llegar a convertirse en el rey, así
que no hay que quitarle el ojo de encima.

FUENTE: Voltaico

via Blogger http://ift.tt/2ok89Dd

DRM: qué es y por qué vendrá activado en Google Chrome

 

El DRM es infame y necesario a partes iguales, ¿pero
en qué consiste? ¿Cómo funciona, cuáles son las ventajas y desventajas
de la protección anticopia?

La forma de ver películas o escuchar música ha cambiado gracias a Internet.
Hemos pasado de alquilar series en DVD a verlas al instante en Netflix,
Amazon o HBO. Y hemos pasado de comprar DVDs, o comprar los MP3 por
Internet, a tener bibliotecas de música enteras a golpe de streaming.
Sin embargo, esto ha generado un miedo nuevo en los grandes despachos de
las compañías. El temor a que todo ese contenido sea más sencillo de piratear.

Como respuesta a este miedo, y casi como exigencia por parte de los grandes para entrar a jugar, surgieron las herramientas anti-pirateo, también llamadas DRM. ‘Digital Rights Management’, o ‘gestión de derechos digitales’
en español. Son las herramientas que se utilizan para controlar el uso,
modificación y distribución de una pieza con copyright. Además de los
dispositivos, como reproductores o navegadores, que hacen funcionar
estos controles.
Su uso se remonta a cuando las discográficas forzaron a Apple a utilizarlo en iTunes. Y ahora podemos verlo en todas partes, desde las series de Netflix hasta los videojuegos de Steam. Ahora Google Chrome vendrá con el DRM activado por defecto, por lo que nos viene bien ponernos al día.

¿Cómo funciona el DRM y dónde se aplica?

El DRM funciona evitando que copiemos el contenido de
cualquier forma, o que lo ejecutemos en condiciones que no son las
establecidas por el distribuidor. Aunque el DRM es famoso por su uso en videojuegos, música y vídeo en streaming, también lo podemos ver implementado en documentos, libros electrónicos e incluso televisión.


Las formas de aplicarlo también son variadas. Desde
proteger la transmisión o pedirte que te registres en línea cada vez que
quieras reproducirlo, hasta insertar marcas de agua o metadatos en el
contenido. Ahora mismo son menos los distribuidores que transmiten sin
DRM, que los que sí han decidido aplicarlo a su contenido. Aunque
industrias como la de la música avanzan cada vez más rápido a un mercado
sin DRM.

Lo bueno y lo malo del DRM


 

+ | Es un mal necesario para que la industria acepte


Creo que es la única buena razón que encuentro. Sin
las protecciones, la industria sería mucho más reticente a aceptar las
nuevas vías de transmitir contenido. Hubiese sido mucho más complicado
tener a iTunes, Spotify, Steam o Netflix como referentes.

+ | Asegura el beneficio a las pequeñas compañías


Bueno, hay otra buena razón. Evitar la piratería de aplicaciones, juegos o artistas indies aseguran que estos pequeños creadores recibirán una remuneración por su trabajo. Y eso es algo que siempre podemos celebrar.

– | Supone que el consumidor siempre será un criminal


Respecto a la moralidad, el DRM se impone desde un
prisma muy concreto: que no se puede confiar en el consumidor. Siempre
presupone que vamos a piratear el contenido. Es como el cánon digital
que el gobierno español nos quiere volver a imponer.

– | Pone trabas a los consumidores que están pagando


Existen incontables casos en los que el DRM ha
supuesto que el consumidor legal no pueda acceder al contenido. En su
mayoría, porque el DRM no estaba preparado para funcionar. En Omicrono
os ponemos unos cuantos ejemplos.

– | Porque, al final, no sirve para nada


Lo mejor de todo es que el DRM termina sirviendo para
poco, porque los hackers siempre encuentran una manera de rodearlo. El
último en pinchar ha sido Denuvo: un DRM para videojuegos que parecía inmortal, pero que ha terminado cayendo.

Google Chrome vendrá con DRM: ¿por qué me afecta?

Hablamos de DRM porque Google Chrome va a adoptar el DRM de serie.
Hasta ahora el módulo de DRM de Chrome estaba presente, pero
desactivado. A partir de Chrome 57, esta opción vendrá por defecto. Se
podrá desactivar a mano, las noticias de que no será posible se deben a un fallo que se corregirá. Y te importa por dos razones:


  • La primera razón es por seguridad.
    El módulo que contiene el DRM es código que no se puede revisar. Esto
    significa que puede causar un fallo de seguridad, que un atacante lo
    explote y que no nos enteremos hasta pasado tiempo.
  • La segunda razón es la estabilidad.
    Los módulos de protección anticopia ya han demostrado causar problemas a
    los usuarios, y podría hacer que algunos usuarios tuviesen problemas al
    navegar o ver contenido protegido.
Pero no todo son malas noticias: la incorporación
de este módulo hará que los proveedores de contenido confíen más en
Chrome como navegador. ¿Sabéis que la limitación de Netflix de 720p en Chrome se debe a la falta de protección anticopia? Al incluirlo, el navegador podrá reproducir contenido en 1080p y 4K, equiparándose con Microsoft Edge y Safari, que ya tienen DRM por defecto.

Era dar ese paso o dejarnos con Silverlight (en vez de pasar a HTML5). Y creeme, nadie quiere a Silverlight.

via Blogger http://ift.tt/2mpQMNc

DRM: qué es y por qué vendrá activado en Google Chrome

 

El DRM es infame y necesario a partes iguales, ¿pero
en qué consiste? ¿Cómo funciona, cuáles son las ventajas y desventajas
de la protección anticopia?

La forma de ver películas o escuchar música ha cambiado gracias a Internet.
Hemos pasado de alquilar series en DVD a verlas al instante en Netflix,
Amazon o HBO. Y hemos pasado de comprar DVDs, o comprar los MP3 por
Internet, a tener bibliotecas de música enteras a golpe de streaming.
Sin embargo, esto ha generado un miedo nuevo en los grandes despachos de
las compañías. El temor a que todo ese contenido sea más sencillo de piratear.

Como respuesta a este miedo, y casi como exigencia por parte de los grandes para entrar a jugar, surgieron las herramientas anti-pirateo, también llamadas DRM. ‘Digital Rights Management’, o ‘gestión de derechos digitales’
en español. Son las herramientas que se utilizan para controlar el uso,
modificación y distribución de una pieza con copyright. Además de los
dispositivos, como reproductores o navegadores, que hacen funcionar
estos controles.
Su uso se remonta a cuando las discográficas forzaron a Apple a utilizarlo en iTunes. Y ahora podemos verlo en todas partes, desde las series de Netflix hasta los videojuegos de Steam. Ahora Google Chrome vendrá con el DRM activado por defecto, por lo que nos viene bien ponernos al día.

¿Cómo funciona el DRM y dónde se aplica?

El DRM funciona evitando que copiemos el contenido de
cualquier forma, o que lo ejecutemos en condiciones que no son las
establecidas por el distribuidor. Aunque el DRM es famoso por su uso en videojuegos, música y vídeo en streaming, también lo podemos ver implementado en documentos, libros electrónicos e incluso televisión.


Las formas de aplicarlo también son variadas. Desde
proteger la transmisión o pedirte que te registres en línea cada vez que
quieras reproducirlo, hasta insertar marcas de agua o metadatos en el
contenido. Ahora mismo son menos los distribuidores que transmiten sin
DRM, que los que sí han decidido aplicarlo a su contenido. Aunque
industrias como la de la música avanzan cada vez más rápido a un mercado
sin DRM.

Lo bueno y lo malo del DRM


 

+ | Es un mal necesario para que la industria acepte


Creo que es la única buena razón que encuentro. Sin
las protecciones, la industria sería mucho más reticente a aceptar las
nuevas vías de transmitir contenido. Hubiese sido mucho más complicado
tener a iTunes, Spotify, Steam o Netflix como referentes.

+ | Asegura el beneficio a las pequeñas compañías


Bueno, hay otra buena razón. Evitar la piratería de aplicaciones, juegos o artistas indies aseguran que estos pequeños creadores recibirán una remuneración por su trabajo. Y eso es algo que siempre podemos celebrar.

– | Supone que el consumidor siempre será un criminal


Respecto a la moralidad, el DRM se impone desde un
prisma muy concreto: que no se puede confiar en el consumidor. Siempre
presupone que vamos a piratear el contenido. Es como el cánon digital
que el gobierno español nos quiere volver a imponer.

– | Pone trabas a los consumidores que están pagando


Existen incontables casos en los que el DRM ha
supuesto que el consumidor legal no pueda acceder al contenido. En su
mayoría, porque el DRM no estaba preparado para funcionar. En Omicrono
os ponemos unos cuantos ejemplos.

– | Porque, al final, no sirve para nada


Lo mejor de todo es que el DRM termina sirviendo para
poco, porque los hackers siempre encuentran una manera de rodearlo. El
último en pinchar ha sido Denuvo: un DRM para videojuegos que parecía inmortal, pero que ha terminado cayendo.

Google Chrome vendrá con DRM: ¿por qué me afecta?

Hablamos de DRM porque Google Chrome va a adoptar el DRM de serie.
Hasta ahora el módulo de DRM de Chrome estaba presente, pero
desactivado. A partir de Chrome 57, esta opción vendrá por defecto. Se
podrá desactivar a mano, las noticias de que no será posible se deben a un fallo que se corregirá. Y te importa por dos razones:


  • La primera razón es por seguridad.
    El módulo que contiene el DRM es código que no se puede revisar. Esto
    significa que puede causar un fallo de seguridad, que un atacante lo
    explote y que no nos enteremos hasta pasado tiempo.
  • La segunda razón es la estabilidad.
    Los módulos de protección anticopia ya han demostrado causar problemas a
    los usuarios, y podría hacer que algunos usuarios tuviesen problemas al
    navegar o ver contenido protegido.
Pero no todo son malas noticias: la incorporación
de este módulo hará que los proveedores de contenido confíen más en
Chrome como navegador. ¿Sabéis que la limitación de Netflix de 720p en Chrome se debe a la falta de protección anticopia? Al incluirlo, el navegador podrá reproducir contenido en 1080p y 4K, equiparándose con Microsoft Edge y Safari, que ya tienen DRM por defecto.

Era dar ese paso o dejarnos con Silverlight (en vez de pasar a HTML5). Y creeme, nadie quiere a Silverlight.

via Blogger http://ift.tt/2mpQMNc

Cómo mejorar la navegación web en tu Android

 

Siempre pasa. Todo va bien la primera vez que coges un smartphone nuevo. Las cosas empiezan a ir peor con el tiempo, es algo que nos ha pasado a todos. Y de todo lo que puede ir mal, que Chrome empiece a funcionar lentamente es una experiencia como poco desesperante.


Si usas Chrome como navegador principal en tu Android
es más que probable que te hayas encontrado en esta misma situación. La
velocidad puede estar limitada por el hardware, pero hay unos cuantos trucos para acelerar la navegación en Chrome, aunque también pueden servir para otros navegadores. Vamos a repasar algunos de ellos en este artículo.

Enciende el economizador de datos

Hay dos factores que sirven para medir el rendimiento de un navegador: hardware y velocidad de la conexión.
El navegador que utilices será tan rápido como tu conexión o las
especificaciones del teléfono lo permitan. Si bien no puedes cambiar el hardware del teléfono, sí puedes reducir la cantidad de datos que usa tu smartphone para navegar.


Eso es lo que hace la función de guardar datos. De esta forma los datos de navegación se envían a los servidores de Google para que se compriman y optimicen para el smartphone. Esto ayudará a que la navegación sea más rápida y que el consumo de datos sea menor.


Para habilitar la función de guardar datos ve al menú de la parte superior derecha de la pantalla y pulsa en los tres botones del menú. Elige Configuración, desplaza el menú hacia abajo y selecciona la opción Economizador de datos. Después actívalo y ya estara listo.

Limpia la caché de Chrome

Que exista la caché es algo bueno. Carga datos de
navegación y los guarda en el almacenamiento local, de forma que cuando
cargas una página es más fácil y rápido para el navegador tirar de los
datos guardados en lugar de descargarlo todo de nuevo. Si tienes demasiadas cosas guardadas en caché hay un problema. Los archivos se pueden fragmentar y corromper, enlenteciendo el navegador –lo que se traduce en mayores tiempos de carga–.

Para evitar que esto pase es recomendable limpiar la caché de Chrome de vez en cuando. Para ello ve a los ajustes del teléfono y entra en el menú Aplicaciones. Busca Chrome en el menú, selecciona Almacenamiento, después pulsa en Limpiar caché. Eso es todo lo que debes hacer.

Líbrate de JavaScript

Javascript forma parte de la experiencia diaria de navegación, ya que hace de las webs lugares dinámicos
en lugar de páginas estáticas. Lo que JavaScript promueve es la
interacción del usuario a través de elementos como los botones sociales,
por ejemplo.


Y sin embargo, deshabilitar JavaScript puede mejorar la experiencia de navegación. Para desactivarlo en Chrome para Android ve al menú de la parte superior derecha de la pantalla, accede a Configuración, desplaza hasta entrar en Configuración de sitios web, ve hasta Javascript y desactívalo.

Utiliza las predicciones para cargar más rápido

Chrome incluye un sistema de predicciones que empezará
a cargar webs en las que es probable que quieras entrar. Esto signfica
que la web ya estará “cargada” antes de que te decidas a entrar. Esto suena bien, pero tiene una pega: sólo funciona en redes WiFi.

Ahora bien, puedes activarlo para que esté activo siempre. Para ello vuelve al menú, al apartado de Configuración y de ahí al de Privacidad. Pulsa después en Utilizar un servicio de predicciones para que las páginas se carguen más rápido y selecciona Siempre.

Coloca accesos directos a tus webs habituales

Si tu navegador ya es tan rápido como cabría esperar,
quizá lo más sensato sea encontrar una forma de entrar en tus webs
preferidas de forma más rápida. Una es colocar un acceso directo en la pantalla principal, de forma que siempre lo tengas ahí.


Para añadir un acceso directo acude primero a la página de la cual lo quieres crear, ve después al menú y pulsa en Añadir a pantalla de inicio. Por último ponle el nombre que quieras.
FUENTE:  andro4all

via Blogger http://ift.tt/29AfwAY