Dónde se guardan las copias de seguridad del iPhone en iCloud

Las copias de seguridad son elementos muy importantes
a día de hoy, en estos tiempos en los que casi toda nuestra información
personal está guardada en los pequeños dispositivos a los que llamamos
iPhone.

Por esto, si estás buscando la ubicación de las copias de seguridad de tu iPhone o iPad en iCloud, en este artículo te vamos a
mostrar en dónde se guardan. No importa si usas Windows, macOS o iOS,
vas a encontrarlas igualmente siguiendo los pasos de este artículo. 

Qué son las copias de seguridad de iCloud


La función de Copias de seguridad que podemos encontrar en iCloud lo que hace es, como bien indica su nombre, crear una copia de seguridad de la información básica
de tu iPhone, entre la cual se incluyen muchas configuraciones y
ajustes de distintas aplicaciones –puedes seleccionar qué aplicaciones
quieres subir a la nube–.

Gracias a esta copia de seguridad, el proceso de restauración de un viejo iPhone o la activación de uno nuevo se hace el doble de rápido,
ya que toda la información esencial del dispositivo se descarga
rápidamente, ayudándote a configurar gran parte del terminal sin
necesidad de tocar nada.

Qué se incluye en las copias de seguridad de iCloud


 
En las copias de seguridad de iCloud no se incluye toda la información del dispositivo, solo aquella que es esencial para su configuración y uso rápido, como algunos ajustes o la información de aplicaciones como Salud o Mail.

Sin embargo, iCloud también almacena otra información, que según la página de soporte de Apple, es la siguiente:


  1. Datos de las aplicaciones.

  2. Historial de todas tus llamadas.

  3. Mensajes recibidos, ya sean iMessage, SMS o MMS.

  4. Tonos de tu iPhone.

  5. Copias de seguridad de tu Apple Watch.

  6. Organización de tu pantalla de inicio, incluyendo carpetas y nombres.

  7. Fotos y vídeos de tu dispositivo.

  8. Ajustes hechos en HomeKit.

  9. Historial de compras en las aplicaciones de Apple, como iTunes, App Store, iBooks, entre muchos otros.

  10. Los ajustes de tu iPhone.

Cómo encontrar las copias de seguridad en iOS


 
Si estás buscando las copias de seguridad de tu iPhone en iCloud pero no las encuentras, solo tienes que hacer lo siguiente:

  1. Abre la aplicación Configuración.
  2. Toca en tu nombre y después toca en iCloud –toca aquí directamente si cuentas con iOS 10.2 o inferior–.
  3. En este menú pulsa en Gestionar almacenamiento. Si cuentas con una versión inferior a iOS 11, solo toca en el gráfico que aparece en pantalla.
  4. Si tienes iOS 11, te queda un paso extra, que es tocar en la opción Copia de seguridad.

Desde aquí puedes seleccionar las copias de seguridad
que quieras y también eliminarlas. O puedes seleccionar las
aplicaciones y características de las que quieres que tu iPhone haga
copias de seguridad cada cierto tiempo.

Cómo encontrar las copias de seguridad en macOS


 
Si tienes un Mac, encontrar las copias de seguridad que hace iCloud de tu iPhone es bastante sencillo también. Solo sigue estos pasos:

  1. Abre el menú Apple.
  2. Haz click en Preferencias del Sistema.
  3. Toca en iCloud.
  4. Selecciona la opción Gestionar.
  5. Abre la opción llamada Copias de seguridad.

Listo. Ahora deberías ser capaz de ver tus copias de seguridad de iCloud desde tu dispositivo con macOS.

Cómo encontrar las copias de seguridad en Windows


 
En Windows esto es probablemente más fácil, pero recuerda que tienes que tener descargada la aplicación de iCloud en tu ordenador. Sigue estas instrucciones para encontrar tus copias de seguridad:

  1. Abre la aplicación iCloud en tu ordenador.
  2. Toca la opción Almacenamiento.
  3. Haz click en Copias de seguridad.

Ya está hecho. Las copias de seguridad realizadas por iCloud deberían aparecer ahora en pantalla.



Si hay algo que hay que agradecer a Apple, eso es el colocar las
opciones y funciones tan a la vista. Gracias a esto es muy fácil
encontrar lo que queremos encontrar sin importar qué sistema operativo estemos usando.

FUENTE: Apple

via Blogger http://ift.tt/2E7bwph

Dónde se guardan las copias de seguridad del iPhone en iCloud

Las copias de seguridad son elementos muy importantes
a día de hoy, en estos tiempos en los que casi toda nuestra información
personal está guardada en los pequeños dispositivos a los que llamamos
iPhone.

Por esto, si estás buscando la ubicación de las copias de seguridad de tu iPhone o iPad en iCloud, en este artículo te vamos a
mostrar en dónde se guardan. No importa si usas Windows, macOS o iOS,
vas a encontrarlas igualmente siguiendo los pasos de este artículo. 

Qué son las copias de seguridad de iCloud


La función de Copias de seguridad que podemos encontrar en iCloud lo que hace es, como bien indica su nombre, crear una copia de seguridad de la información básica
de tu iPhone, entre la cual se incluyen muchas configuraciones y
ajustes de distintas aplicaciones –puedes seleccionar qué aplicaciones
quieres subir a la nube–.

Gracias a esta copia de seguridad, el proceso de restauración de un viejo iPhone o la activación de uno nuevo se hace el doble de rápido,
ya que toda la información esencial del dispositivo se descarga
rápidamente, ayudándote a configurar gran parte del terminal sin
necesidad de tocar nada.

Qué se incluye en las copias de seguridad de iCloud


 
En las copias de seguridad de iCloud no se incluye toda la información del dispositivo, solo aquella que es esencial para su configuración y uso rápido, como algunos ajustes o la información de aplicaciones como Salud o Mail.

Sin embargo, iCloud también almacena otra información, que según la página de soporte de Apple, es la siguiente:


  1. Datos de las aplicaciones.

  2. Historial de todas tus llamadas.

  3. Mensajes recibidos, ya sean iMessage, SMS o MMS.

  4. Tonos de tu iPhone.

  5. Copias de seguridad de tu Apple Watch.

  6. Organización de tu pantalla de inicio, incluyendo carpetas y nombres.

  7. Fotos y vídeos de tu dispositivo.

  8. Ajustes hechos en HomeKit.

  9. Historial de compras en las aplicaciones de Apple, como iTunes, App Store, iBooks, entre muchos otros.

  10. Los ajustes de tu iPhone.

Cómo encontrar las copias de seguridad en iOS


 
Si estás buscando las copias de seguridad de tu iPhone en iCloud pero no las encuentras, solo tienes que hacer lo siguiente:

  1. Abre la aplicación Configuración.
  2. Toca en tu nombre y después toca en iCloud –toca aquí directamente si cuentas con iOS 10.2 o inferior–.
  3. En este menú pulsa en Gestionar almacenamiento. Si cuentas con una versión inferior a iOS 11, solo toca en el gráfico que aparece en pantalla.
  4. Si tienes iOS 11, te queda un paso extra, que es tocar en la opción Copia de seguridad.

Desde aquí puedes seleccionar las copias de seguridad
que quieras y también eliminarlas. O puedes seleccionar las
aplicaciones y características de las que quieres que tu iPhone haga
copias de seguridad cada cierto tiempo.

Cómo encontrar las copias de seguridad en macOS


 
Si tienes un Mac, encontrar las copias de seguridad que hace iCloud de tu iPhone es bastante sencillo también. Solo sigue estos pasos:

  1. Abre el menú Apple.
  2. Haz click en Preferencias del Sistema.
  3. Toca en iCloud.
  4. Selecciona la opción Gestionar.
  5. Abre la opción llamada Copias de seguridad.

Listo. Ahora deberías ser capaz de ver tus copias de seguridad de iCloud desde tu dispositivo con macOS.

Cómo encontrar las copias de seguridad en Windows


 
En Windows esto es probablemente más fácil, pero recuerda que tienes que tener descargada la aplicación de iCloud en tu ordenador. Sigue estas instrucciones para encontrar tus copias de seguridad:

  1. Abre la aplicación iCloud en tu ordenador.
  2. Toca la opción Almacenamiento.
  3. Haz click en Copias de seguridad.

Ya está hecho. Las copias de seguridad realizadas por iCloud deberían aparecer ahora en pantalla.



Si hay algo que hay que agradecer a Apple, eso es el colocar las
opciones y funciones tan a la vista. Gracias a esto es muy fácil
encontrar lo que queremos encontrar sin importar qué sistema operativo estemos usando.

FUENTE: Apple

via Blogger http://ift.tt/2E7bwph

El genial conversor de vídeo Handbrake se actualiza: gratis, open source y multiplataforma

 

HandBrake alcanza, 13 años después, la versión 1.0.0: un fantástico conversor de vídeo multiplataforma y open source.

Si alguna vez has necesitado transcodificar o convertir un vídeo,
seguramente te has encontrado con decenas de alternativas en la Red,
tanto de pago como gratuitas. HandBrake es un programa muy veterano en
ese cometido y ahora ya está listo para afrontar 2017 y todo lo que
tenga que venir.

Anunciado por primera vez en agosto de 2003, fue desarrollado para facilitar el ripeo de DVD a otros almacenamientos de una manera fiable y con resultados de calidad. HandBrake es un proyecto open-source y totalmente gratuito que, tras 13 años, ha mantenido viva la comunidad que lo mantiene.

Nuevo HandBrake 1.0.0, un genial conversor de vídeo gratis y open source

La última vez que hablamos de él fue en 2014, cuando
se anunció la versión 0.10 y ahora, tras 13 años en desarrollo, ya está
aquí HandBrake 1.0.0 y sigue siendo tan bueno como siempre.


¿Qué hace este software? Nos permite convertir vídeos entre códecs y formatos
de la forma más rápida y sencilla incluso para los usuarios más
nóveles. Sin embargo, también dispone de las suficientes opciones y
ajustes como para ser una herramienta de conversión muy potente para
usuarios más avanzados.

Nuevos ajustes preestablecidos y muchas mejoras en HandBrake 1.0.0

HandBrake 1.0.0
incluye muchas mejoras ”bajo el capó”, pero entre las destacadas están
nuevos ajustes preestablecidos de conversión actualizados a los nuevos
tiempos, mayor compatibilidad, posibilidad de pausar y reanudar las
codificaciones, soporte para Intel QuickSync video H.265/HEVC y
muchísimas más novedades que explican en su anuncio oficial.


Así, HandBrake 1.0.0 se pone al día para seguir siendo un genial programa para convertir vídeos y manteniendo su filosofía open-source, totalmente gratis y multiplataforma, ya que está disponible para Windows, Mac y Linux.

Si ya tenías HandBrake instalado puedes comprobar las
actualizaciones en el mismo programa, personalmente no me ha detectado
ninguna así que la opción más fácil es descargarlo directamente desde su web oficial (enlace superior) y listo.

FUENTE: Omicrono

via Blogger http://ift.tt/2hXjJRg

7 aplicaciones de cámara que son mucho mejor que la que trae tu smartphone

http://ift.tt/2ciAlPe

 

Es posible que no te guste la aplicación que toma las fotos en tu móvil,
pero la realidad es que no tienes que usarla si no lo deseas. Sí,
puedes escapar de esa herramienta que te ofrece Apple o Google (o
Samsung o Sony, etc) si así lo deseas, y por ello te presentamos una
lista de aplicaciones maravillosas creadas por terceros para que puedas
llevar tus fotos móviles al siguiente nivel.

Manual

 

http://ift.tt/2ciAAK9
Manual te da acceso a los ajustes profesionales para fotografía que la app
de cámara del iPhone no: la velocidad del obturador, ISO, los balances
de blancos, enfocar, exposición y más. Todo esto puede ser ajustado a tu
voluntad.

Puedes elegir un tema
blanco o negro, incluye un visor de EXIF y más. La aplicación incluso
cuenta con una plantilla de la “regla de los tercios” para que puedas
lograr la mejor composición de imagen. Y lo más importante, la
aplicación es bastante limpia y fácil de utilizar.

Puedes comprarla por 3 dólares en la App Store, para iOS.

Camera FV-5

 

http://ift.tt/2cizSg8
Camera FV-5 es
una especie de Manual para Android, dado que ofrece mucho más control
sobre tus fotos a través de esos ajustes que los fotógrafos
profesionales usan día a día en sus cámaras: exposición, balance de
blancos, ISO, velocidad de captura y muchas otras opciones más te
permitirán lograr que tus fotos se vean justo como lo deseas.

Y también hay muchas opciones que puedes aprovechar antes de presionar el botón para capturar la foto: la app
cuenta con una selección de 10 plantillas diferentes para la
composición y varias guías para cortar la imagen directamente en la
pantalla antes de tomar la foto. También cuenta con un visor de EXIF y
soporte para imágenes RAW.

Puedes comprarla por 4 dólares en Google Play, para Android.


Focus

 

http://ift.tt/2cizSN9
Uno de los
mayores atractivos de Focus es, cómo no, la opción para seleccionar los
puntos de enfoque en las fotos. En la aplicación los objetos enfocados
son resaltados, lo que permite jugar con la composición de la imagen y
producir efectos como hacer que el fondo de la foto sea borroso u otros.
La app permite exportar las fotos en formato TIFF, lo cual está muy bien.

La app
también ofrece control del flash, de la velocidad de captura, balance
de blancos, composición de la exposición y más. Y finalmente cuenta con
una aplicación para el Apple Watch que permite usar el reloj como
control remoto.

Puedes comprarla por 2 dólares en App Store, para iOS.

Camera360

 

http://ift.tt/2cizfTB  
Durante mucho
tiempo Camera360 ha sido una de las aplicaciones para cámara más
populares en Android, y aunque abusa un poco de su característica
dedicada a los “stickers graciosos”, en realidad cuenta con muchas
herramientas serias. Cuenta con una serie de filtros al estilo Instagram
y herramientas para edición semi-profesional de fotos.

Puedes ver cómo lucirá tu
foto al aplicar el filtro incluso antes de que la tomes, lo cual te
ahorrará mucho tiempo, e incluye un gran número de opciones para editar y
ajustar en tus fotos.

Puedes descargarla gratis en Google Play, para Android.

Camera+

 

http://ift.tt/2cwibNg
Camera+ ha
existido por muchos años y aún así sigue siendo una de las mejores
aplicaciones de cámara disponibles en iOS. Cuenta con muchas opciones de
edición profesional de fotografías y, lo mejor de todo, es bastante
fácil de utilizar. De hecho su diseño es tan bueno que pareciera que
Apple la hubiese creado.

La aplicación cuenta con
varios filtros, un modo HDR, enfoque instantáneo y controles de
exposición; también cuenta con una galería de visionado rápido y muchas
más opciones de edición.

Puedes comprarla por 3 dólares en App Store, para iOS.

ProShot

 http://ift.tt/2cwj1tt
Plantillas para
el obturador, soporte para exportar imágenes en formato RAW, ajustes
para los balances de blancos, control de exposición, ajustes para la
velocidad de captura… Es bastante posible que ProShot cuente con
cualquier herramienta de edición que se te ocurra. Y aunque cuenta con
un gran número de opciones y funciones, la interfaz no deja de ser fácil
de comprender.

Puedes elegir entre
varias configuraciones predeterminadas (como un modo nocturno o modo
acción) para tus fotos, y analizar sus datos EXIF después de que la
tomas. En general es una de las aplicaciones de fotografía más completas
que existen en cualquier plataforma.

Puedes comprarla por un precio de 3 a 4 dólares en Google Play (Android), App Store (iOS) o para Windows 10 Mobile.

Instagram

 

http://ift.tt/2cwivvH
Instagram desde
siempre se ha basado en mejorar las fotos que capturas con el móvil y
ofrecer herramientas para editarlas, y con el tiempo ha ido añadiendo
cada vez más posibilidades hasta el punto de que se ha convertido en una
verdadera alternativa para reemplazar la aplicación que incluye tu
Android o iPhone. Además, ahora también permite capturar fotos que no
son completamente cuadradas, lo cual es maravilloso.

No tiene tantas funciones
ni herramientas como las otras aplicaciones que listamos en este
artículo, pero para los usuarios más casuales y menos exigentes es una
opción maravillosa. Básicamente permite a los usuarios hacer que sus
fotos luzcan mucho mejor con un par de toques de pantalla. También
cuenta con filtros cuya intensidad puedes ajustar a voluntad.

Puedes descargarla gratis en Google Play (Android), App Store (iOS) y para Windows 10 Mobile.
FUENTE: Gizmodo

via Blogger http://ift.tt/2cizSwp

Repara tu ordenador con este Kit de utilidades de rescate

 

Este es el kit de herramientas y utilidades ¿definitivo? para solucionar cualquier problema en un ordenador.

Tras toda una vida utilizando ordenadores, es probable
que te hayas enfrentado a todo tipo de situaciones en las que, por una
cosa u otra, el equipo no funcionaba bien. En ocasiones podía ser una
bobada, pero no fue fácil encontrar la solución.

Al mismo tiempo, también es probable que no te hayas
enfrentado no sólo a los problemas de tu ordenador, sino también a los
de familiares y amigos que te han pedido ayuda. Tanto si es tu caso,
como si simplemente quieres estar preparado, echa un vistazo al All In One System Rescue Toolkit.

All In One System Rescue Toolkit, un kit de reparación todo en uno

Con cada una de esas experiencia, vamos descubriendo y
seleccionando programas que nos sirven para solucionar los problemas,
sin embargo en este pack creado por un técnico informático tienes todo
lo que necesitas, aunque todavía no lo sepas.
Es cierto que no es el primer kit de utilidades de reparación que existe (ni será el último), hay algunos tremendamente conocidos como Hirens Boot,
sin embargo Paul (creador del All In One System Rescue Toolkit), afirma
con razón que en muchas de esas recopilaciones suele haber 10 o 20
aplicaciones diferentes que hacen prácticamente lo mismo, haciéndose
difícil elegir.


Así ha creado el All In One System Rescue Toolkit, un
pack de utilidades gratuito que cualquier puede descargar y que contiene
todo lo necesario para resolver problemas que puedan surgir en
ordenadores con Windows.

Herramientas de recuperación, seguridad, análisis, optimizadores…

Este AIO de programas es compatible con Windows XP / Vista / 7 / 8 / 8.1 / 10 y tiene un doble funcionamiento. Por un lado sirve como Live CD
basado en Linux para poder reparar ordenadores que niegan a arrancar y
por otro también se pueden abrir sus utilidades directamente en el
entorno de Windows.


¿Qué contiene el All In One System Rescue Toolkit? Pues un poco de todo. En ordenadores pueden surgir problemas variopintos así que hay desde herramientas básica de gestión de procesos y análisis del sistema, a programas de reparación del sistema operativo, tests de hardware, software de desinstalación, seguridad, utilidades antivirus  y malware, limpiadores, optimizadores


Tienes todos los detalles y descarga del All In One System Rescue Toolkit en su web oficial, una auténtica navaja suiza que nunca viene mal tener para emergencias.
FUENTE: Omicrono

via Blogger http://ift.tt/2a8yZDM

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

 

El
arranque de Windows 10 ha sido más tranquilo que el de anteriores
versiones del sistema. No han existido fallos graves ni bugs
problemáticos. Tiene su mérito, teniendo en cuenta los millones de
configuraciones diferentes que puede presentar un PC. Las quejas se han
centrado en sus problemas de privacidad.
También bajo ciertas configuraciones, Windows 10 puede mostrar problemas de rendimiento,
ejecutándose con una lentitud mayor que Window 7 u 8. Por suerte, en la
mayoría de los casos se puede solucionar ajustando la configuración.
Vamos a mostrarte algunos trucos y consejos para acelerar el rendimiento de Windows 10.
Tu ordenador arrancará más rápido, cargará los programas en menos
tiempo y funcionará un poco mejor. No esperes milagros, especialmente en
un PC antiguo, pero nada se pierde por probar.

* Cómo acelerar el arranque de Windows 10

Muchos usuarios de Windows 10 se han quejado en foros y redes sociales de que su PC con Windows 10 tarda mucho en arrancar.
En algunos casos, incluso varios minutos. Este problema se identifica
porque la pantalla de arranque se queda en negro, y aparece el cursor
del ratón. Tras un tiempo de espera, el sistema se pone en marcha.
Vamos a mostrarte cómo solucionarlo. Los siguientes trucos y consejos de Windows 10 también sirven para acelerar el arranque incluso aunque funcione bien y no te de problemas.

Posible virus o malware

Antes
de cambiar la configuración, hay que asegurarse de que la ralentización
del equipo no la provoca un virus o troyano. Pasa un antivirus y un
software antimalware como Malwarebytes Antimalware para eliminar esta posibilidad.

Driver defectuoso

Se sabe que algunos drivers de discos duros conectados en RAID, tarjetas de sonido SoundBlaster y tarjetas de red, están ocasionando problemas de incompatibilidad que pueden producir retrasos en el arranque, mientras Windows 10 intenta iniciarlos. Actualiza todos los drivers de este tipo de dispositivos que tengas en tu equipo.

Modo de Arranque Rápido oculto

Windows 10 dispone de un modo de arranque rápido que, en algunas configuraciones, está oculto y desactivado.

  • En el buscador o Cortana escribe Opciones de Energía
  • En la columna izquierda selecciona Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado
  • Pulsa en Cambiar la configuración actualmente no disponible. Aparecerán nuevas opciones en la sección Configuración de apagado, en la parte inferior
  • Selecciona Activar el Arranque rápido,
    si está disponible. Deberás reiniciar el ordenador. En algunas
    configuraciones esta opción no aparece y sólo se muestra Suspender y
    Bloquear, como se ve en la imagen siguiente

 

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

 
Aligera la carga de Inicio en memoria

  • En el buscador o en Cortana escribe Administrador de Tareas
  • Accede a la solapa Inicio para ver los programas que se ponen en marcha automáticamente cuando arranca Windows 10
  • En la columna Impacto de Inicio, buscan los programas marcados como Alto o Medio. Esto significa que tardan en ponerse en marcha y ralentizan el arranque
  • Aquellos
    que no uses a menudo, puedes desactivarlos. No necesitas que arranquen
    cada vez que se pone en marcha el ordenador. Por ejemplo, iTunes, Adobe
    Reader o el escáner de documentos
  • Para desactivarlos, pincha con el botón derecho en la palabra Habilitado de la columna Estado, y selecciona Deshabilitar. No te preocupes, cuando los necesites funcionarán sin problemas

 

 Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Ten en cuenta que algunos programas con el valor Alto
necesitan arrancar al inicio, por ejemplo el controlador de las
tarjetas gráfica y de sonido. Desactiva sólo aquello que conozcas o que
no uses a menudo. Si algo va mal, simplemente tienes que volver aquí y
seleccionar la opción Habilitar.


Retrasa los servicios del sistema

Al ponerse en marcha, Windows 10
activa numerosos servicios del sistema. Docenas de funciones que
necesita para controlar el ordenador. Alguna de ellas pueden estar
retrasando el arranque, así que vamos a explicarte cómo retrasar su
puesta en marcha para que lo haga cuando Windows 10 ya está funcionando,
así no tendrás que esperar.
Ten en cuenta que esta opción es sólo para usuarios avanzados. No cambies nada si no sabes lo que haces porque podrías alterar el correcto funcionamiento de Windows 10.
  • En el buscador o en Cortana escribe Ejecutar. En la ventana que se abre, escribe services.msc
  • Se abrirá una pantalla con todos los servicios locales de Windows 10. Examínalos y lee la Descripción para saber lo que hace cada uno
  • Si sospechas que alguno está ralentizando el arranque selecciónalo, pincha con el botón derecho en el campo de la columna Tipo de Inicio, y entra en Propiedades
  • En la sección Tipo de Inicio, elige Automático (Inicio Retrasado)

 

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Cuando hayas terminado de hacer los cambios, reinicia el ordenador para que surtan efecto.

* Mejorando el rendimiento de Windows 10

Ya hemos visto cómo acelerar el arranque. Es el momento de mejorar el rendimiento de Windows 10. 

Deja que Windows te eche una mano

El SO dispone de un asistente que realiza chequeos del sistema y detecta problemas de rendimiento. Puedes probar a ver si encuentra alguna anomalía.

  • Pulsa con el botón derecho en el Botón de Inicio y selecciona Panel de Control
  • Pulsa en Solución de Problemas
  • Verás
    un menú que te permite buscar problemas en diferentes áreas: programas,
    hardware, redes, seguridad, etc. Elige en función de lo que te ocurra o
    prueba todas. Ve realizando los diferentes chequeos que te sugiere.

 

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Ajusta la Memoria Virtual

Si notas que Windows 10 se ralentiza uno o dos segundos cuando abres ventanas o accedes a los menús de las apps, quizá tengas un problema con la caché del disco duro. Haz lo siguiente:

  • Pulsa con el botón derecho en el Botón de Inicio y selecciona Panel de Control
  • Entra en Sistema, Configuración Avanzada del Sistema. En la solapa Opciones Avanzadas, busca la sección Rendimiento y pulsa en Configuración
  • Toca la solapa Opciones Avanzadas busca el apartado Memoria Virtual, y pulsa en Cambiar
  • Desmarca la casilla Administrar automáticamente el tamaño del archivo
  • Selecciona el disco duro y la partición en donde tengas instalado Windows 10 y marca la opción tamaño personalizado. En tamaño inicial pon 1.5 veces la cantidad de memoria RAM que tengas, en MB. En tamaño máximo,
    pon 3 veces la memoria RAM. Por ejemplo, en un ordenador con 4 GB de
    RAM por un tamaño inicial de 4×1.5 = 6 GB = 6000 MB, y como tamaño
    máximo 4×3 = 12 GB = 12.000 MB

 

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Este método es más adecuado si tienes 2 o 4 GB de RAM. Si tiene 8 GB o más, la memoria virtual se usa menos.

Realiza una limpieza del disco duro

A través del uso, Windows 10 acumula ficheros de instalación, carpetas caché, archivos temporales, entradas huérfanas en el registro y otro contenido basura que no sirve para nada y ralentiza el rendimiento. Realiza una limpieza del sistema con un programa como CCleaner Free o equivalente. Asegúrate de que limpias no sólo el sistema de archivos, sino también el registro.

Desfragmenta los discos

Con
el paso del tiempo se instalan y desinstalan muchos programas, o copias
y borras ficheros, y otras operaciones que dejan huecos en los discos
duros y obligan a dispersar los archivos de un programa para encajarlos
en dichos huecos, retrasando el arranque de la aplicación. Desfragmentar un disco consiste en mover los ficheros para colocar seguidos aquellos que están relacionados. Así se leerán más rápido.
Conviene desfragmentar al menos una vez al mes, pero sólo en discos duros y unidades externas tradicionales. Los discos sólidos SSD -que puedes comprar con descuento en PcComponentes gracia a este cupón- no necesitan desfragmentación.
  • En el buscador o en Cortana escribe Desfragmentar. Se abrirá la ventana Optimizar unidades
  • Selecciona los discos que no son SSD, y pulsa en Optimizar

 

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Desactiva Cortana

El asistente Cortana
ofrece ayuda de forma constante, lo que significa que consume recursos
que no son demasiado elevados en un ordenador moderno, pero puede
reducir el funcionamiento en equipos antiguos.
Evalúa si este asistente te resulta útil, y si no es así puedes desactivarlo por completo:
  • En el buscador de la barra de tareas o en el propio Cortana entra en Cuaderno o Configuración, y pulsa en Desactivar Cortana 

Reinicia a menudo

Si
tienes 4 GB o menos de memoria RAM, se llenará rápidamente y Windows
usará el disco duro en su lugar, más lento, reduciendo el rendimiento.
Muchos programas cuando se cierran no desaparecen por completo de la
memoria. Reinicia el ordenador a menudo (especialmente tras cerrar un programa potente o un juego) para liberar toda la memoria y mejorar el rendimiento.
Con estos consejos para acelerar Windows 10 es muy probable que notes una mejora en el uso de tu PC. Son sencillos de aplicar, así que merece la pena intentarlo.
FUENTE: ComputerHoy

via Blogger http://ift.tt/260e6G5

Cómo usar los DNS de Google y qué ventajas tienen

 http://ift.tt/1OHmBbQ
La mayoría de nosotros usamos Internet a diario sin darnos cuenta de la enorme cantidad de sistemas, redes y servidores que operan en la sombra para acercarnos los diferentes servicios online directamente hasta nuestras pantallas.

Una de estas tecnologías indispensables para la navegación pero poco conocida por el gran público es DNS (Domain Name System o Sistema de Nombres de Dominio), que suele venir configurada de serie en los routers proporcionados por nuestro proveedor de acceso a Internet (ISP).

Sin embargo, no siempre esta configuración es la más apropiada o
conveniente para nuestra región, de ahí que exista la posibilidad de
seleccionar un servicio alternativo como por ejemplo Google Public DNS. ¿Qué es, cómo puedo usarlo en mi ordenador y qué ventajas me aportará?

¿Qué es DNS y para qué sirve?

Cuando un equipo informático está conectado a una red, es necesario asignarle una dirección IP
para identificarlo entre el resto de equipos. Si estamos en una red
local con pocos ordenadores, es fácil conocer y tener apuntadas, incluso
en un papel, las direcciones IP de cada uno. Pero, ¿qué sucede si nos
encontramos ante una red global como Internet con miles de millones de
dispositivos conectados?

Pues que la cosa se complica y el usuario humano, que es más capaz de
manejar direcciones en texto (por ejemplo Xataka.com) que ristras de
números IP (54.230.78.52), necesita de ayuda extra, por lo que es
necesario un sistema intermedio que traduzca estos nombres de dominio a las direcciones IP del servidor donde se aloja la página o servicio que queremos utilizar.

DNS es una tecnología fundamentada en una base de datos distribuida que sirve precisamente para traducir estos nombres de dominio en las redes. Es decir, para conocer la dirección IP de la máquina donde está alojado el servicio al que queremos acceder.

An Example Of Theoretical Dns Recursion Svg

Cada equipo informático, por defecto, tiene un pequeño servidor DNS
que almacena una caché con las últimas direcciones a las que hemos
accedido. Si el dominio que queremos visitar no se encuentra en esta
caché, se utilizará el servidor DNS que tengamos
configurado en nuestro sistema operativo o en el router (que será el
dado por el ISP) iniciando así una búsqueda recursiva hasta encontrar la
dirección.

Y es aquí donde entran en juego los servicios de DNS públicos y gratuitos como Google Public DNS , que nos permiten sustituir la búsqueda de direcciones en las bases de datos de nuestro proveedor de Internet por otra en los servidores de Google. ¿Por qué querríamos hacer esto?

Ventajas de usar Google Public DNS

El primer motivo es la velocidad de respuesta a la hora de resolver las peticiones. Al visitar una web no solo se genera una única petición DNS,
sino que dependiendo de los contenidos a los que estemos accediendo
pueden ser muchas las solicitudes de resolución de direcciones IP. Esto
hace que el tiempo de acceso se incremente si el servidor DNS es lento,
está saturado o es incapaz por sí mismo de resolver dicha petición
reenviándola a otro equipo.

Los servidores de algunos ISP pueden en momentos dados quedar
saturados por las peticiones de muchos usuarios si la red está
sobrecargada ralentizando la navegación de sus clientes. Además, la
ubicación de estos servidores no siempre es cercana a nuestras casas,
por lo que también se pierde tiempo en el envío de los datos, aunque sea
a la velocidad de la luz.

Google cuenta con servidores actualizados con la última tecnología con grandes bases de datos que indexan la mayoría de páginas web del mundo,
actualizan esta información constantemente (ya que una buena parte de
su negocio depende de ello) y nos dirigen hasta el servidor más cercano
a nuestra localización. De ahí que en algunos casos la respuesta al
utilizar sus DNS sea más rápida que con los de nuestro ISP.

Namebench1 100509515 Large

¿Son siempre los DNS de Google más rápidos que el resto? Pues no. Depende de nuestra ubicación concreta,
de cómo y dónde estén los servidores de nuestros ISP y sobre todo de
la red a la que estemos conectados. ¿Cómo puedo saber si me merece la
pena? Pues hay una herramienta bastante útil llamada namebench que tras ejecutarla nos dirá qué servicio de DNS nos conviene más en cuanto a velocidad se refiere.

El siguiente gran motivo es para saltarse restricciones de acceso
a determinados servicios o páginas web relacionados con censuras o
prohibiciones. Una de las fórmulas más habituales para impedir el acceso
a una web es bloquear el dominio a nivel del DNS de las operadoras del
país. Es algo que hemos visto por ejemplo en los casos de The Pirate Bay , de Uber o en países con dictaduras y acceso restringido a la información.
En estos casos usar el DNS de la operadora nos impedirá acceder a la
web deseada, escollo que podemos saltarnos fácilmente utilizando por
ejemplo los DNS de Google.

Otra ventaja importante es la mejora en la estabilidad y la seguridad. Los DNS de Google se actualizan
constantemente con lo último en seguridad para evitar diferentes
tipos de ataques (como los de denegación de servicio) que merman el
rendimiento de la red o pueden incluso llegar a bloquear el acceso a
ciertas páginas. Además, cuando la carga de trabajo en los DNS del ISP
es muy elevada puede llegar a haber problemas de estabilidad
y hacer que la navegación se ralentice o se detenga por completo. De
ahí la ventaja de poder contar con un sistema alternativo que nos saque
del apuro.

Cómo configuro las DNS de Google en mi equipo

Si después de leer todo lo anterior te has animado a probar las DNS
de Google y a sustituir las de tu ISP, adelante, es un proceso muy
sencillo y rápido de hacer y además siempre puedes volver al estado anterior
(para ello lo mejor es que antes de empezar a sustituir nada apuntes en
un papel las direcciones facilitadas por tu ISP que encontrarás
generalmente en el router). Hay dos formas básicas para cambiar las DNS:
directamente en el router principal de la casa o en cada equipo conectado a Internet.

Cambiando los DNS en el router

Router 1366 2000

Los cambios afectarán a todos los dispositivos que tengas conectados a la red local
y que le pidan los DNS de forma automática, por lo que así te evitas
tener que andar configurando ordenador por ordenador. Las direcciones de
los servidores son las siguientes (lo habitual es que utilicemos las de
IPv4, ya que no todos lo routers, equipos y redes actuales soportan
IPv6):

Google Public DNS IPv4:

  • 8.8.8.8
  • 8.8.4.4

Google Public DNS IPv6:

  • 2001:4860:4860::8888
  • 2001:4860:4860::8844

Para cambiarlas lo primero que hay que hacer es entrar en el router a través del navegador web generalmente tecleando en la barra de navegación la dirección 192.168.1.1, 192.168.2.1 o 192.168.0.1.

  • Después iniciamos sesión en la interfaz web
    introduciendo nombre de usuario y contraseña, valores que por defecto
    suelen ser “1234/1234”, “1234/” (en blanco la contraseña), “admin/”,
    “admin/admin” , dependiendo del modelo que tengamos y de cómo lo haya
    configurado nuestra operadora.
  • Buscamos la pestaña de configuración y el apartado de la red de área local o LAN. Ahí deberán aparecer las opciones “Primary DNS” y “Secondary DNS”.
  • Anotamos en un papel las direcciones que aparecen por si luego queremos volver a cambiarlas e introducimos las dos de los DNS de Google.
  • Guardamos los cambios y ya está. (en algunos casos puede que tengamos que reiniciar el router para que surta efecto).

Cambiando los DNS en Windows

Config Windows2 Foto1

Si lo que queremos es utilizar los DNS de Google solo en un equipo
con Windows también podemos hacerlo de forma sencilla y la modificación afectará únicamente a ese ordenador. Los pasos son los siguientes:

  • Abrimos la configuración de la interfaz de red que tengamos (por
    ejemplo “Conexión de red de área local”) Para ello pinchamos en el icono
    que aparece abajo a la derecha del escritorio de Windows, entramos en “Abrir el centro de redes y recursos compartidos”
    o bien podemos acceder entrando desde el Panel de Control>Conexiones
    de Red, dependiendo de la versión de nuestro sistema operativo.

 

Config Windows1 Foto2

  • Hacemos doble clic en la conexión que queremos configurar (en nuestro caso “Conexión de red de área local”), y después pinchamos en propiedades y por último en el servicio que queremos modificar (Protocolo de Internet Versión 4). 

 

Windows 1366 2000

  • Marcamos la opción “Usar las siguientes direcciones de servidor DNS” y ponemos las direcciones de Google DNS en los recuadros correspondientes.

Cambiando los DNS en OS X

Para cambiar los DNS en un ordenador con sistema operativo OS X los pasos son muy parecidos a los que hemos seguido en Windows.

Cambiarlas En Osx 1366 2000

  • Abrimos el panel de Preferencias del Sistema (en el menú de la manzana), buscamos el icono Red y seleccionamos la interfaz de red
    que queremos configurar y pulsamos el botón “Avanzado”, y dentro del
    diálogo que se abre cuando hacemos clic en él accedemos a la pestaña DNS.
  • Anotamos las direcciones que aparecen por defecto en un papel por si queremos volver a ellas más tarde y las sustituimos por las del DNS de Google.

Cambiando los DNS en iOS y Android

Cambiarlas En Ios 1366 2000

En terminales móviles con el sistema operativo iOS o Android el cambio también es muy sencillo. Solo hay que ir a Ajustes/configuración de la red WiFi. Veremos que aparece la red a la que estamos conectados.

Pulsamos en “Modificar red”, “Opciones avanzadas” o “información”, dependiendo de la versión y del sistema operativo que tengamos y buscamos la opción en la que aparezcan las direcciones DNS por defecto, cambiándolas por las de Google si a sí lo deseamos.

FUENTE: Xataka

via Blogger http://ift.tt/1OHmM6N